Ediciones el forastero
 
Buscar
Filters

Cuentos, historias y leyendas de Astorga y Maragatería

Los cuentos, ficciones, y las cuentas, historias, se entremezclan en un todo que son cuentos y cuentas de Astúrica. Referidos a la Maragatería y a Astorga en esa simbiosis en la que la otra es la capital de la una, sin que sea propiamente Maragatería. MAX ALONSO acude a esta obra para darnos una nueva visión de Astorga y La Maragatería, narrando pasajes, descubriendo hechos y, sobre todo, mostrando una galería de personajes desde las cimas históricas a los sencillos de pueblos perdidos, junto con las cuentas que narran hechos y personajes históricos (Fernando VII, Isabel II, los Marqueses de Astorga), que de alguna forma afectaban a estas tierras porque su alcance y repercusión hasta ellas llegaban Toda una aventura para conocer y penetrar en las tierras que describe.
Autor: Max Alonso
20,00€

Los cuentos, ficciones, y las cuentas, historias, se entremezclan en un todo que son cuentos y cuentas de Astúrica. Referidos a la Maragatería y a Astorga en esa simbiosis en la que la otra es la capital de la una, sin que sea propiamente Maragatería, aunque sí lo son con todo el derecho algunas de sus pedanías. Por ejemplo Castrillo de los Polvazares, en donde suceden algunos de los cuentos que aquí se narran, como la historia de Juan Zancuda y Colasa, la pareja de maragatos que dan las horas en el reloj del Ayuntamiento de la ciudad.
En Lagunas de Somoza discurre el cuento de sus dos enamorados como Romeo y Julieta maragatos, es decir rural y naturalmente trágicos. En el Val de San Lorenzo la historia de su industria, promovida por un singular luchador. En Brazuelo su secular litigio por los pastos. En Foncebadón los peregrinos del Camino de Santiago, testigos de siglos que nos visitan En Andiñuela, Lucillo, Santiago Millas…
El Tío Badil, el Tío Redondo, el maragato Cordero… son cuentos de maragatos y arrieros. Más no pueden serlo el Bandido Maragato o el conductor de caudales García Matanzo.
Personajes urbanos como María y José, Chus y Delón o Rosa y su hija, que se recrean en cuentos. O personajes más definitivos y singulares como el relojero Losada o el científico Amable Liñán, la escritora Mercedes Unzeta o entre los otros maragatos Roberto Calvo.
Junto a ellos los personajes históricos. Comenzando por el emperador Augusto en busca de su oro, cuando el cuento se hace relato y nos narra los antecedentes para la fundación de la ciudad de Astúrica a través de las vivencias del propio emperador. Como el otro emperador. Napoleón, que encuentra en esta tierra el final de su aventura por el oeste como en Rusia la encontró por el este. En esta galería no faltarán Almanzor y el melancólico Abderramán III, constructor del califato hispánico, junto a Pedromato y el Almirante Cistierna, personaje a descubrir.Como no podía faltar el patrono Santo Toribio, que tan profunda huella dejó. Más los ilustres visitantes extranjeros que dejaron sus testimonios
MAX ALONSO acude en esta obra a la recreación histórica, junto a la ficción, para darnos una nueva visión de Astorga y La Maragatería, narrando pasajes, descubriendo hechos y, sobretodo, mostrando una galería de personajes desde las cimas históricas a los sencillos de pueblos perdidos, junto con las cuentas que narran hechos y personajes históricos (Fernando VII, Isabel II, los Marqueses de Astorga), que de alguna forma afectaban a estas tierras porque su alcance y repercusión hasta ellas llegaban Toda una aventura para conocer y penetrar en las tierras que describe.

Los cuentos, ficciones, y las cuentas, historias, se entremezclan en un todo que son cuentos y cuentas de Astúrica. Referidos a la Maragatería y a Astorga en esa simbiosis en la que la otra es la capital de la una, sin que sea propiamente Maragatería, aunque sí lo son con todo el derecho algunas de sus pedanías. Por ejemplo Castrillo de los Polvazares, en donde suceden algunos de los cuentos que aquí se narran, como la historia de Juan Zancuda y Colasa, la pareja de maragatos que dan las horas en el reloj del Ayuntamiento de la ciudad.
En Lagunas de Somoza discurre el cuento de sus dos enamorados como Romeo y Julieta maragatos, es decir rural y naturalmente trágicos. En el Val de San Lorenzo la historia de su industria, promovida por un singular luchador. En Brazuelo su secular litigio por los pastos. En Foncebadón los peregrinos del Camino de Santiago, testigos de siglos que nos visitan En Andiñuela, Lucillo, Santiago Millas…
El Tío Badil, el Tío Redondo, el maragato Cordero… son cuentos de maragatos y arrieros. Más no pueden serlo el Bandido Maragato o el conductor de caudales García Matanzo.
Personajes urbanos como María y José, Chus y Delón o Rosa y su hija, que se recrean en cuentos. O personajes más definitivos y singulares como el relojero Losada o el científico Amable Liñán, la escritora Mercedes Unzeta o entre los otros maragatos Roberto Calvo.
Junto a ellos los personajes históricos. Comenzando por el emperador Augusto en busca de su oro, cuando el cuento se hace relato y nos narra los antecedentes para la fundación de la ciudad de Astúrica a través de las vivencias del propio emperador. Como el otro emperador. Napoleón, que encuentra en esta tierra el final de su aventura por el oeste como en Rusia la encontró por el este. En esta galería no faltarán Almanzor y el melancólico Abderramán III, constructor del califato hispánico, junto a Pedromato y el Almirante Cistierna, personaje a descubrir.Como no podía faltar el patrono Santo Toribio, que tan profunda huella dejó. Más los ilustres visitantes extranjeros que dejaron sus testimonios
MAX ALONSO acude en esta obra a la recreación histórica, junto a la ficción, para darnos una nueva visión de Astorga y La Maragatería, narrando pasajes, descubriendo hechos y, sobretodo, mostrando una galería de personajes desde las cimas históricas a los sencillos de pueblos perdidos, junto con las cuentas que narran hechos y personajes históricos (Fernando VII, Isabel II, los Marqueses de Astorga), que de alguna forma afectaban a estas tierras porque su alcance y repercusión hasta ellas llegaban Toda una aventura para conocer y penetrar en las tierras que describe.

*
*
*
banner