Ediciones el forastero
 
Buscar
Filters
ISBN: 978-84-122569-6-3 Formato: 15,5 X 24 cms Encuadernación: RÚSTICA con solapas Páginas: 580 CONTRACATECISMO TEOLÓGICO-POLÍTICO Nuestro Contracatecismo teológico-político está dirigido contra todos los cuentos oficiales que desde tiempo inmemorial están sólidamente implantados. Nuestra sociedad, de modo cómplice, se deja estafar y se exonera de su responsabilidad, colocando en manos de ministros y administradores las cosas del César y de Dios. Dios y la Democracia devienen endebles en cuanto se investigan, pero hay quienes creen creer que pueden tocarlas y hasta hablar con ellas. De hecho, viven de eso. Solo por el estudio y la educación crítica podemos acceder un tanto a ver qué es lo que realmente sucede tras el repetido sermón de los intelectuales de postín, letrados y demás clerigalla. Ahora bien, ¿conviene salir de la Caverna en la que no se está tan mal a fin de cuentas? ¿Para qué y por qué liberarse? A veces, filosofar es demasiado arriesgado y puede hacer tambalear todo nuestro sistema de ideas e, incluso, de creencias, a las que nos aferramos crédulamente. Sin duda, invocar a Dios le viene bien al clérigo para debilitar nuestras potencias y bien que le conviene al político apelar a la Democracia para hablar en nuestro nombre. Solemos tomar sus insultos por halagos en cuanto nos dejamos tratar como “gente”, como “ciudadanos” e, incluso, como “personas” de los que solo esperan sumisión y un voto que justifiquen nuestra genuflexión y servidumbre. En verdad, si vamos a vivir tan poco, ¿a cuento de qué dinamitar el statu quo en el que ya todo está atado y bien atado? Sin embargo, digámoslo todo, nuestra vida está truncada: se nos ha enseñado el espíritu burlón y perturbador de Sócrates y ya no hay vuelta atrás.
23,00€
21,85€

ISBN: 978-84-122569-6-3

Formato: 15,5 X 24 cms

Encuadernación: RÚSTICA con solapas
Páginas: 580
CONTRACATECISMO TEOLÓGICO-POLÍTICO
Nuestro Contracatecismo teológico-político está dirigido contra todos los cuentos oficiales que desde tiempo inmemorial están sólidamente implantados. Nuestra sociedad, de modo cómplice, se deja estafar y se exonera de su responsabilidad, colocando en manos de ministros y administradores las cosas del César y de Dios.
Dios y la Democracia devienen endebles en cuanto se investigan, pero hay quienes creen creer que pueden tocarlas y hasta hablar con ellas. De hecho, viven de eso.
Solo por el estudio y la educación crítica podemos acceder un tanto a ver qué es lo que realmente sucede tras el repetido sermón de los intelectuales de postín, letrados y demás clerigalla. Ahora bien, ¿conviene salir de la Caverna en la que no se está tan mal a fin de cuentas?
¿Para qué y por qué liberarse? A veces, filosofar es demasiado arriesgado y puede hacer tambalear todo nuestro sistema de ideas e, incluso, de creencias, a las que nos aferramos crédulamente.

Sin duda, invocar a Dios le viene bien al clérigo para debilitar nuestras potencias y bien que le conviene al político apelar a la Democracia para hablar en nuestro nombre.
Solemos tomar sus insultos por halagos en cuanto nos dejamos tratar como “gente”, como “ciudadanos” e, incluso, como “personas” de los que solo esperan sumisión y un voto que justifiquen nuestra genuflexión y servidumbre.
En verdad, si vamos a vivir tan poco, ¿a cuento de qué dinamitar el statu quo en el que ya todo está atado y bien atado?
Sin embargo, digámoslo todo, nuestra vida está truncada: se nos ha enseñado el espíritu burlón y perturbador de Sócrates y ya no hay vuelta atrás.

24 cms
Encuadernación: RÚSTICA con solapas

ISBN: 978-84-122569-6-3

Formato: 15,5 X 24 cms

Encuadernación: RÚSTICA con solapas
Páginas: 580
CONTRACATECISMO TEOLÓGICO-POLÍTICO
Nuestro Contracatecismo teológico-político está dirigido contra todos los cuentos oficiales que desde tiempo inmemorial están sólidamente implantados. Nuestra sociedad, de modo cómplice, se deja estafar y se exonera de su responsabilidad, colocando en manos de ministros y administradores las cosas del César y de Dios.
Dios y la Democracia devienen endebles en cuanto se investigan, pero hay quienes creen creer que pueden tocarlas y hasta hablar con ellas. De hecho, viven de eso.
Solo por el estudio y la educación crítica podemos acceder un tanto a ver qué es lo que realmente sucede tras el repetido sermón de los intelectuales de postín, letrados y demás clerigalla. Ahora bien, ¿conviene salir de la Caverna en la que no se está tan mal a fin de cuentas?
¿Para qué y por qué liberarse? A veces, filosofar es demasiado arriesgado y puede hacer tambalear todo nuestro sistema de ideas e, incluso, de creencias, a las que nos aferramos crédulamente.

Sin duda, invocar a Dios le viene bien al clérigo para debilitar nuestras potencias y bien que le conviene al político apelar a la Democracia para hablar en nuestro nombre.
Solemos tomar sus insultos por halagos en cuanto nos dejamos tratar como “gente”, como “ciudadanos” e, incluso, como “personas” de los que solo esperan sumisión y un voto que justifiquen nuestra genuflexión y servidumbre.
En verdad, si vamos a vivir tan poco, ¿a cuento de qué dinamitar el statu quo en el que ya todo está atado y bien atado?
Sin embargo, digámoslo todo, nuestra vida está truncada: se nos ha enseñado el espíritu burlón y perturbador de Sócrates y ya no hay vuelta atrás.

24 cms
Encuadernación: RÚSTICA con solapas

 

Ediciones Lobo Sapiens

*
*
*
banner