Ediciones el forastero
 
Buscar
Filters
ISBN: 978-84-92438-01-3
Formato: 15 x 24
Nº de páginas: 195
Encuadernación: Rústica con solapas
12,00€
11,40€

Excelente biografía novelada sobre Moisés de León, el autor de El Zohar, el Libro del Esplendor, una de las obras cumbres del intelecto humano.

Rabí Moisés Ben Shem Tov de León había estudiado en las mejores academias talmúdicas de su ciudad natal, Ávila, Valladolid y Guadalajara, donde finalmente se había asentado. Sus vastos conocimientos se extendían más allá de lo estrictamente religioso, ya que los grandes filósofos griegos y judíos, Platón, Aristóteles, Ben Gabirol, Yehudá Halevi y Maimónides no le eran ajenos. Su fama se extendía por todos los reinados ibéricos, las tierras de los francos, allende el Pirineo, las kehilot del norte de África y las academias hebreas del Levante. Sus obras, escritas en hebreo clásico, el Sefer Ha-Rimón y el Ha-Nefesh Ha-Hajmá, mostraban su profunda sensibilidad mística, y eran copiadas y leídas a lo largo y ancho del Mediterráneo. El nombre de Moisés de León era grande, pero ello no le proporcionaba los maravedíes requeridos para darle una vida cómoda a su infeliz mujer y a Ruti, su hijita del alma. A pesar de las penurias, su trabajo principal se hacía en secreto, y sólo otras treinta y cinco personas sabían de su existencia.

Excelente biografía novelada sobre Moisés de León, el autor de El Zohar, el Libro del Esplendor, una de las obras cumbres del intelecto humano.

Rabí Moisés Ben Shem Tov de León había estudiado en las mejores academias talmúdicas de su ciudad natal, Ávila, Valladolid y Guadalajara, donde finalmente se había asentado. Sus vastos conocimientos se extendían más allá de lo estrictamente religioso, ya que los grandes filósofos griegos y judíos, Platón, Aristóteles, Ben Gabirol, Yehudá Halevi y Maimónides no le eran ajenos. Su fama se extendía por todos los reinados ibéricos, las tierras de los francos, allende el Pirineo, las kehilot del norte de África y las academias hebreas del Levante. Sus obras, escritas en hebreo clásico, el Sefer Ha-Rimón y el Ha-Nefesh Ha-Hajmá, mostraban su profunda sensibilidad mística, y eran copiadas y leídas a lo largo y ancho del Mediterráneo. El nombre de Moisés de León era grande, pero ello no le proporcionaba los maravedíes requeridos para darle una vida cómoda a su infeliz mujer y a Ruti, su hijita del alma. A pesar de las penurias, su trabajo principal se hacía en secreto, y sólo otras treinta y cinco personas sabían de su existencia.

 

Ediciones Lobo Sapiens

*
*
*
banner